13 abril 2011

Manta de pinceles de Zoeva







Cuando compre esta manta de pinceles me quede alucinada de lo grande que es, eso si, tiene un olor a plástico que aún hoy no se le ha ido, he probado en pasarle un algodón por alcohol y algo de olor se le ha ido, pero no mucho.
Lo primero que hice fue lavarl las brochas y pinceles.
Los pinceles sintéticos( pelos amarillos) soltaban un polvo blanco, además de despintar un poco( lo mínimo).
En cuanto a caídas de pelos, la mayoría está intacto o eso pensaba.
La segunda brocha empezando por la izquierda de la foto ha perdido muchísimo, puede que sea por venir con exceso de pelo, porque no se le ve que haya quedado mal. Aún hoy sigue soltando pelos, dentro de unos meses os contare si sigue estando bien o si me quede con solo el palo.
Una de las más pequeñas de lengua de gato parecía que no perdía pelo, o por lo menos cuando la lave, no obstante, cuando comencé a usarla perdió algunos pelos, los cuales fueron a parar dentro de mi ojo, fue un desastre, y pensar que no la estaba usando para difuminar por lo que la estaba pasando suavemente.
No tiene pinceles repetidos, como he leído a muchas chicas decir, pero la diferencia entro algunas brochas es mínima( los que están entre el amarillo de corrector y el abanico). Por consiguiente, dejaría esta manta de pinceles en alrededor de 30.
Por lo demás es una brocha de calidad normal, tampoco pienso que haya sido la compra de mi vida!!!
Viene a costar unos 69 euros.


No hay comentarios: